lunes, 26 de marzo de 2012

La busqueda del Grial en España por los Nazis

La ópera “Parsifal” de Richard Wagner se estrenó en Barcelona antes que en ningún otro lugar de Europa. En la Ciudad Condal existía un numeroso grupo de wagnerianos que supieron apreciar los primeros versos del poema:


“En el cielo hay un castillo y su nombre es Montsalvat”. 


El grupo de intelectuales y artistas que figuraba en torno al Conde de Güell y que estaba creando la mitología catalanista, quiso entender que Montsalvat equivalía a Montserrat y que ésta era la montaña mágica del Grial.

Montserrat y el Grial

Montserrat encierra un mundo legendario por estar ligado a la ruta del Grial. Ciertamente un “Grial” apareció en Huesca en el período anterior a la invasión árabe. Un tal Audaberto, obispo de Huesca, huyó en 713 de su sede episcopal llevándose entre otras pertenencias, el preciado Grial. Audaberto escondió la copa en la cueva del monte Pano.

Allí se fundaría el monasterio de San Juan de la Peña, que se convirtió en uno de los focos de la Reconquista. El 14 de diciembre de 1134, un documento consigna que en dicho cenobio de San Juan de la Peña se custodiaba el Cáliz de Cristo. El rey Martín el Humano, encontrándose en Zaragoza reclamó la copa. El documento de donación se conserva en Barcelona fechado el 29 de septiembre de 1399.


El Grial, custodiado en el palacio de la Aljafería, pasó a la capilla de Santa Ágata, en Barcelona donde se encontraba el 31 de mayo de 1410, fecha de la muerte del rey Martín el Humano. De allí pasó al Palacio Real de Valencia bajo el reinado de Alfonso el Magnánimo. En 1424 fue trasladado a la Catedral donde puede verse en la actualidad. Montserrat no aparece en esta historia.


De Montsegur a Montserrat

... En los Juegos Florales de Barcelona de 1896 se estableció un paralelismo entre Montsegur y Montserrat y se identificó a ésta como la verdadera montaña del Grial. A ello contribuía un extraño paralelismo con Montsegur.

Una leyenda cátara asegura que poco antes de caer el castillo de Montsegur, en 1244, el Grial fue guardado en las entrañas de la montaña. Y junto al Grial el tesoro y la Biblia cátara. A lo largo del siglo XX distintos investigadores, han intentado encontrar en el “pog” de Montsegur las cuevas del Grial, utilizando incluso dinamita para abrirse paso. Nada han encontrado; el bloque de piedra sobre el que está asentado el castillo parece compacto y sin fisuras. En cambio en Montserrat (al otro lado de la frontera franco-española) es todo lo contrario.

Montserrat: el mundo subterráneo

A diferencia de Montsegur, Montserrat cuenta no sólo con innumerables cuevas sino que además está asentada sobre un lago subterráneo...

El relato de un monje catalán del siglo XVIII, el padre Dr. Gerard Joana, fraile y científico a la vez, penetró por los pasadizos secretos del monasterio. Relatos posteriores confirman la existencia de una fuerte corriente telúrica que hiciera de Montserrat el “lugar mágico” que ha sido siempre.

El 30 de enero de 1933, el nazismo subía al poder en Alemania. Compuesto por distintas tendencias, algunas se mostraban interesadas en el esoterismo y en la búsqueda del Grial. Fue así como los nazis se interesaron por Montserrat intentando investigar la vía creada por el historicismo romántico catalán del siglo XIX.

James Cameron desciende al punto más profundo del océano

El director de “Titanic” y “Avatar” ha retornado sano y salvo del descenso en un mini submarino a la Fosa de las Marianas que se encuentra a 11.000 Km de profundidad.

La expedición denominada Deep Sea Challenge, ha culminado con la llegada de Cameron al punto más profundo del océano convirtiéndose en la única persona que haya bajado a una profundidad semejante en solitario.

La expedición ‘Deep Sea Challenge’

A bordo de un mini submarino construido a tal efecto, James Cameron descendió a una profundidad de 11.000 Km para recoger datos científicos, buscar nuevas especies y captar imágenes del océano profundo en un viaje que duró 2 horas y 36 minutos.

Según los datos aportados por la National Geographic Society, Cameron descendió un total de 10.898 metros el 25 de marzo a las 22:52, hora española.

El viaje de regreso a la superficie se demoró unos 70 minutos llegando a las 1:00 horas en una zona a 500 Kilómetros de la isla de Guam.

Investigación en la Fosa de las Marianas

Tras años de preparación, el equipo de Cameron comenzó la planificación y la investigación de la Fosa de las Marianas en el Océano Pacífico que culmina el trabajo iniciado por Don Walsh y Jacques Piccard, los primeros hombres que, en 1960, descendieron en ese punto durante 20 minutos.

Cameron condujo el sumergible por esta región inexplorada con el objetivo de captar imágenes para su próximo documental que tiene la finalidad de promover la exploración científica de los océanos, fuente de vida y fundamental para nuestra supervivencia como especie.  “Existe un importante valor científico en las imágenes que se capten en la Fosa de las Marianas” aseguró Cameron a National Geographic poco antes de sumergirse. 

Objetivos de la expedición

A su vez, Doug Bartlett, biólogo marino y miembro de la expedición del Instituto Oceanográfico de San Diego aseguró que este logro “será algo totalmente distinto a lo que se ha visto antes”. Y no es para menos, ya que el mini submarino utilizado estaba equipado con varias cámaras y un brazo robotizado para recoger rocas y pequeños seres vivos.

Previsión de terremotos y Tsunamis

Además, el material recogido podrá ayudar a comprender mejor los seísmos que provocan los devastadores tsunamis y las fuerzas tectónicas que confluyen en este punto tan profundo del planeta.

El deseo de James Cameron

La inmersión  al punto más profundo del planeta ha sido un anhelo durante años para James Cameron. “La imaginación alimenta la exploración”, aseguraba hace escasas semanas.  

La revista National Geographic va a publicar los resultados de la expedición después de analizar todas las muestras recogidas.

El proyecto ha sido llevado a cabo por el propio James Cameron, el Instituto de Oceanografía de San Diego, National Geographic y el patrocinio de Rolex.